Albóndigas de pavo y queso frito con ensalada de canónigos

  1. Te presento una receta original y muy sabrosa. La receta es de Karlos Arguiñano y al fianl le he añadido alguna sugerencia. Espero que os guste, así que prueba a hacerla y a disfrutar! Es una receta para sorprender. Y para hacer unas ricas albóndigas los que todavía no saben, veréis que fácil y qué ricas! Además el pavo es una de las carnes que menos grasa tiene y con una salsa de tomate casera…Ummm!

Ingredientes (Para 4 personas):

500 gr. de pechuga de pavo
4 porciones de queso brie
1 cebolla
1 diente de ajo
4 tomates secos
8 aceitunas negras
1 huevo
un trozo de miga de pan
½ vaso de leche
1 vaso de vino blanco
1 vaso de salsa de tomate
agua
harina de maíz refinada
harina y pan rallado
50 gr. de canónigos
vinagre
aceite de oliva
sal
pimienta negra
perejil

Preparación de la ensalada y las albóndigas con queso:
Pela y lamina el diente de ajo y dóralo en una sartén con un chorrito de aceite. Pela y pica la cebolla, añádela y deja pochar. Sazona. Escurre el exceso de aceite y reserva.
Introduce la miga de pan en la leche. Cuando esté bien empapada, escurre y resérvala.
Pica la carne de pavo a cuchillo y colócala en un cuenco. Salpimienta, añade perejil picado, las aceitunas picaditas, los tomates secos picaditos, la cebolla pochada y la miga de pan remojada en leche y escurrida. Casca el huevo, incorpora una cucharada de pan rallado y mezcla bien con las manos hasta que quede una masa homogénea. Haz las albóndigas bien redondeaditas, pásalas por harina y dóralas en una sartén con aceite bien caliente. Coloca las albóndigas en una bandeja apta para horno y hornea las albóndigas a 200º C con el horno precalentado durante 5 minutos (para que se terminen de hacer por dentro).
Coloca la salsa de tomate en un cazo, vierte el vino blanco y deja reducir la salsa. Diluye una cucharada de harina de maíz en agua fría, añádela y mezcla para que ligue la salsa. Mantenla a fuego mínimo.
Pasa las porciones de queso por pan rallado y fríelas en una sartén con aceite por todos los lados. Reserva el queso frito en un plato con papel absorbente para eliminar el exceso de aceite. Sirve 3 montoncitos de salsa en un plato y coloca encima de cada uno una albóndiga. Acompaña con una porción de queso y con los canónigos aliñados con aceite, vinagre y sal. Decora con una hojita de perejil.

Sugerencias: Si lo prefieres puedes sustituir los canónigos por unas hojas de lechuga aliñadas con sal, unas gotas de limón y aceite de oliva virgen extra. Y para cambiar un poco el perejil final de Arguiñano, puedes decorar con unas hojas de menta o hierba Luisa de un olor más intenso. Ummmm! Rico,rico!

Esta entrada fue publicada en Con lechuga, Con queso, Con verduras, Templadas y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>